jueves, 27 de enero de 2011

La Evaluación de los Aprendizajes en el marco de a Nueva Ley Orgánica de Educación



Expongo mis consideraciones acerca de la evaluación como proceso de aprendizaje y no como producto del desempeño individual de un estudiante en particular.

Atendiendo a la evaluación como proceso educativo, ésta se encuentra claramente expuesta en el articulo 44 de la Ley Orgánica de Educación, la cual se define como democrática, participativa, continua, integral, cooperativa, sistemática, cuali-cuantitativa, diagnóstica, flexible, formativa y acumulativa. Demasiados adjetivos para un proceso que va más allá de una simple exploración del conocimiento, adquirido por el estudiante durante su desempeño académico anual. Dicho esto porque todos sabemos como docentes, que evaluar debe ser considerado un proceso objetivo que realizamos según ciertos criterios referenciales y diferenciales y no como un proceso subjetivo en el cual hay que aprobar al estudiante o regalarles 5 puntos en una prueba para la que no estudió nada,  para que al final del lapso o año escolar la sumatoria de los 5 puntos generen una calificación aprobatoria  en un área especifica de conocimiento en la cual el estudiante  no tiene ningún tipo de aprendizaje.

Continuando con lo que expresa el artículo 44, la evaluación debe apreciar y registrar de manera permanente, mediante procedimientos científicos, técnicos, y humanísticos; el rendimiento estudiantil, allí quiero detenerme y comentarles: ¿Cuál rendimiento, el de los 5 puntos que se le regalaron al estudiante cuando no se preparó para los exámenes? Ahora bien  por qué la ironía? Todos sabemos que el 80% de los escolares del subsistema de educación básica, en su nivel de educación media, opciones general y técnica, no estudian para los exámenes, lo que ha traído como consecuencia un rendimiento académico deplorable y una preocupación latente en las universidades, ya que la realidad nos presenta a jóvenes que ingresan al subsistema de educación universitaria, sin saber leer, escribir ni expresarse. Y allí me atrevo a citar a Arturo Uslar Pietri, cuando dijo en una reflexión acerca de la educación venezolana; que la educación en Venezuela es Muda, porque los estudiantes egresan del sistema escolar sin desarrollar las destrezas básicas de su lengua materna; así como lo oyen y en palabras textuales del autor, los estudiantes venezolanos no saben leer, ni escribir ni mucho menos expresarse.

Me imagino que al escuchar todas estas consideraciones están pensando que es cierto, pero porque sucede, de quien es la responsabilidad, señores del mismo estudiante que cada día desea aprender menos, que cada día se interesa menos en aprender. El sistema educativo los ha obligado a actuar de esta forma porque les da mayores oportunidades de ingreso y  permanencia en los distintos subsistemas educativos, y lamentablemente ha obligado al docente a planificar los procesos de enseñanza y aprendizaje con una evaluación demasiado flexible que se ha convertido en facilidades para el estudiante, hay que aprobarlos, no se pueden reprobar, hay que pasarlos.

Seguimos analizando el articulo 44, y quiero detenerme en la frase construcción de los aprendizajes, claramente evidenciamos la teoría de Vigotsky, en la cual se expresa que el estudiante construye su propio conocimiento y por ende su propio aprendizaje, pero cuál aprendizaje y cuál conocimiento si cada día el estudiante presenta más debilidades en ortografía, en  redacción, en caligrafía, en fin cada día el estudiante sabe menos, estudia menos pero igual pasa, se gradúa y entra a la universidad, ah y para cerrar con broche de oro se hace de una profesión y hasta el trabajo lo espera inmediatamente, por supuesto si lo evaluamos objetivamente nos damos cuenta que las debilidades básicas son en cultura general, ortografía, redacción, y caligrafía pésima y no se imaginan el vocabulario tan deprimente que tienen, pero de quién es la culpa, de los padres?, de la escuela?, del maestro?, no, sencillamente del sistema que no supo evaluarlos, los aprobó y promovió de un años escolar a otro y los convirtió en lo que hoy tenemos sentados en las aulas universitarias analfabetas funcionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada